Loading

Abogados especializados, tu garantía de éxito

DIVORCIOS DE MUTUO ACUERDO (O DIVORCIOS EXPRES)

El divorcio exprés o de mutuo acuerdo es un procedimiento mucho más rápido y económico que el divorcio contencioso ya que, al existir acuerdo, ambas partes están representadas por el mismo abogado y procurador y no es necesario acudir a juicio, para ello será preciso que se cumplan los siguientes requisitos:

  • Debe solicitarse por ambos cónyuges o por uno con el consentimiento del otro.
  • Que hayan pasado, al menos, tres meses desde la fecha de celebración del matrimonio.
  • Que el matrimonio esté inscrito en España.

Siempre que se cumplan estas condiciones imprescindibles, pueden darse diferentes tipos de divorcio de mutuo acuerdo, como son:

► DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO SIN HIJOS NI BIENES
  • ACUERDO ENTRE LOS CÓNYUGES

En primer lugar, ambos cónyuges deben establecer un acuerdo común para la finalización del matrimonio y establecer un consenso en relación, al menos, a los siguientes puntos:

Atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar: es decir, se determinará quién continúa residiendo en el que hasta el momento es el domicilio conyugal y cómo se repartirán los bienes integrantes del ajuar.

Pensión compensatoria: Se trata de una compensación económica que un cónyuge se compromete a abonar a otro, dado que el matrimonio pudo haber producido a este último un desequilibrio patrimonial.

  • VENGA A NUESTRO DESPACHO

Una vez que exista este acuerdo entre los cónyuges para la ruptura del vínculo matrimonial deberá buscar un abogado que tenga experiencia en la tramitación de procedimientos de divorcio para que plasme este acuerdo, junto con otras cláusulas necesarias, en un contrato entre las partes denominado convenio regulador, que posteriormente presentará en el Juzgado junto con la demanda de divorcio.

En MARDOC contamos con más de 15 años de experiencia en este tipo de tramitaciones, trabajando con un equipo que proporciona la atención personalizada que cada caso necesita.

  • CONVENIO REGULADOR

Una vez comprobado que su caso se ajusta a los requerimientos anteriormente expuestos, le preguntaremos acerca de los acuerdos a los que han llegado con el fin de plasmarlos en el ya mencionado Convenio Regulador, que deberá estar firmado por ambos cónyuges y acompañado de la siguiente documentación:

  • Fotocopia del libro de familia
  • Fotocopia de los NIF de ambos cónyuges
  • Certificado literal de matrimonio
  • Capitulaciones matrimoniales

Los cónyuges para la ruptura del vínculo matrimonial deberá buscar un abogado que tenga experiencia en la tramitación de procedimientos de divorcio para que plasme este acuerdo, junto con otras cláusulas necesarias, en un contrato entre las partes denominado convenio regulador, que posteriormente presentará en el Juzgado junto con la demanda de divorcio, en MARDOC contamos con más de 15 años de experiencia en este tipo de tramitaciones, trabajando con un equipo que proporciona la atención personalizada que cada caso necesita.

  • PRESENTACION DE LA DEMANDA

Recaudada toda la documentación, redactaremos su demanda de divorcio conforme a las decisiones que hayan tomado. Una vez redactada, firmada y verificada la demanda y el convenio regulador se presenta la demanda ante el Juzgado que corresponda, ya que en MARDOC tramitamos divorcios para toda España.

  • RATIFICACIÓN DE LA DEMANDA EN EL JUZGADO

Una vez admitida la demanda de divorcio en el Juzgado, se citará a las partes (los cónyuges) para que se personen en el Juzgado y ratifiquen su voluntad de divorciarse y en el contenido del convenio regulador.

  • SENTENCIA DE DIVORCIO

Formalizada la ratificación, el juzgado dictará sentencia de divorcio, en la que se pronunciará también sobre los términos acordados en el Convenio Regulador y por la cual se dará término al procedimiento.

  • EN CASO DE DESACUERDO

En el caso de que los cónyuges quieran llegar a un acuerdo, pero no consigan establecer los términos particulares del mismo o existan discrepancias puntuales, desde nuestro despacho podremos realizar la labor de mediación en el divorcio necesaria para llegar al mejor acuerdo posible, intentando minimizar las discrepancias y estableciendo las medidas más justas y equitativas.

Si no hay acuerdo posible, entonces su divorcio tendrá que tramitarse de forma contenciosa, lo que requerirá la celebración de un juicio.

► DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO CON HIJOS

Exponemos a continuación los pasos recomendados a seguir cuando en el matrimonio se dan hijos comunes, tanto menores como mayores de edad dependientes económicamente.

  • ACUERDO ENTRE LOS CÓNYUGES

En primer lugar, ambos cónyuges deben establecer un acuerdo común para la finalización del matrimonio y establecer un consenso en relación, al menos, a los siguientes puntos:

  • - Guarda y custodia de los hijos menores: se debe pactar con cuál de los cónyuges vivirán los menores, siendo responsable además de su cuidado y asistencia, existe la opción de la custodia compartida, donde ambos padres podrán encargarse del/los menor/es.
  • - Régimen de visitas: se puede pactar cualquier régimen de visitas a los hijos, aunque siempre debiendo establecer lo más conveniente para los menores.
  • - Pensión alimenticia: es la cantidad económica que debe ser pagada por el cónyuge no custodio a fin de contribuir en los gastos diarios del menor (vivienda, comida, educación, ropa y calzado, etc.). La pensión debe establecerse intentando mantener el nivel de vida que el menor tenía antes del divorcio.
  • - Gastos extraordinarios: son aquellos gastos que no son previsibles y que no están incluidos dentro de la pensión alimenticia como, por ejemplo: gastos médicos o farmacéuticos, material escolar, etc. En este caso, lo habitual es que sean abonados al 50%.
  • - Atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar: es decir, se determinará quién continúa residiendo en el que hasta el momento es el domicilio conyugal y cómo se repartirán los bienes integrantes del ajuar.
  • - Pensión compensatoria: Se trata de una compensación económica que un cónyuge se compromete a abonar a otro, dado que el matrimonio pudo haber producido a este último un desequilibrio patrimonial.

Si los términos del Convenio Regulador son razonables y no suponen ningún perjuicio para los menores, no serán llamados por el Juez ni el Fiscal, acelerando el procedimiento.

  • CONVENIO REGULADOR

Una vez comprobado que su caso se ajusta a los requerimientos anteriormente expuestos, le preguntaremos acerca de los acuerdos a los que han llegado con el fin de plasmarlos en el ya mencionado Convenio Regulador, que deberá estar firmado por ambos cónyuges y acompañado de la siguiente documentación:

  • Fotocopia del libro de familia
  • Fotocopia de los NIF de ambos cónyuges
  • Certificado literal de matrimonio
  • Certificado literal de nacimiento de hijos
  • Capitulaciones matrimoniales
  • PRESENTACION DE LA DEMANDA

Recaudada toda la documentación, redactaremos su demanda de divorcio conforme a las decisiones que hayan tomado. Una vez redactada, firmada y verificada la demanda y el convenio regulador se presenta la demanda ante el Juzgado que corresponda, ya que en MARDOC tramitamos divorcios para toda España.

  • RATIFICACIÓN DE LA DEMANDA EN EL JUZGADO

Una vez admitida la demanda de divorcio en el Juzgado, se citará a las partes (los cónyuges) para que se personen en el Juzgado y ratifiquen su voluntad de divorciarse y en el contenido del convenio regulador.

  • SENTENCIA DE DIVORCIO

Formalizada la ratificación, el juzgado dictará sentencia de divorcio, en la que se pronunciará también sobre los términos acordados en el Convenio Regulador y por la cual se dará término al procedimiento.

  • HIJOS MAYORES DE EDAD

En caso de que los hijos sean mayores de edad que se encuentran en período de estudios o en situación de desempleo y que sigan viviendo a cargo de sus padres dependiendo económicamente de ellos, se suele fijar una pensión alimenticia para estos hijos mientras sigan siendo dependientes económicamente. Este momento se suele fijar hasta que acaban sus estudios o formación y/o se incorporen al mercado laboral.

  • EN CASO DE DESACUERDO

En el caso de que los cónyuges quieran llegar a un acuerdo, pero no consigan establecer los términos particulares del mismo o existan discrepancias puntuales, desde nuestro despacho podremos realizar la labor de mediación en el divorcio necesaria para llegar al mejor acuerdo posible, intentando minimizar las discrepancias y estableciendo las medidas más justas y equitativas.

Si no hay acuerdo posible, entonces su divorcio tendrá que tramitarse de forma contenciosa, lo que requerirá la celebración de un juicio.

DIVORCIO DE MUTUO ACUERDO CON BIENES COMUNES

Cuando las capitulaciones matrimoniales de los cónyuges establezcan el régimen económico de bienes gananciales, deberá procederse a la liquidación de los mismos para la formalización del divorcio.

  • LIQUIDACIÓN DE LOS BIENES GANANCIALES

Los bienes adquiridos durante el matrimonio (vivienda, vehículo, enseres, etc.) que formen parte de la sociedad de gananciales deberán liquidarse, de modo que pasen a ser propiedad individual de cada cónyuge.

  • NECESIDADES PARA LA LIQUIDACIÓN DE GANANCIALES
  • Elaborar un inventario de los bienes gananciales (activos) indicando su valor actual.
  • Elaborar un inventario de las deudas (pasivos) de la sociedad de gananciales indicando el importe que resta por pagar.
  • Se resta a los activos el valor de los pasivos.
  • El valor obtenido se divide entre cada cónyuge y esa será la cantidad que debe ser adjudicada a cada uno, predominando siempre la libertad de pacto entre los cónyuges acerca de la mencionada repartición. No obstante, si contrata nuestros servicios jurídicos les asesoraremos y les ayudaremos a establecer una justa repartición de sus bienes gananciales

Esta liquidación de bienes gananciales puede ser incluida en el convenio regulador si ambos cónyuges han llegado a un acuerdo sobre cómo realizar la adjudicación de los mismos, pero no tiene por qué efectuarse en el momento en el que se presenta el convenio regulador, sino que podrá hacerse con posterioridad al divorcio, no existiendo límite temporal. No obstante, tendrían que acudir a otro procedimiento judicial denominado liquidación de la sociedad de gananciales, incurriendo de nuevo en gastos de honorarios de abogado y de procurador.

  • BIENES GANANCIALES

Los bienes considerados como gananciales y, por tanto, susceptibles de ser liquidados serán los siguientes:

  • Los obtenidos por el trabajo o la industria de cualquiera de los cónyuges, como pueden ser los salarios.
  • Los frutos, rentas o intereses que produzcan tanto los bienes privativos como los gananciales. Por ejemplo, los intereses de un depósito bancario o la renta de una vivienda alquilada aunque esta sea propiedad de uno de los cónyuges.
  • Los adquiridos a título oneroso a costa del caudal común, bien se haga la adquisición para la comunidad, bien para uno solo de los esposos.
  • Los adquiridos por derecho de retracto de carácter ganancial, aun cuando lo fueran con fondos privativos, en cuyo caso la sociedad será deudora del cónyuge por el valor satisfecho.
  • Las Empresas y establecimientos fundados durante la vigencia de la sociedad por uno cualquiera de los cónyuges a expensas de los bienes comunes.
  • Los frutos, pensiones o intereses producidos durante el matrimonio por derechos de usufructo o pensión pertenecientes a uno de los cónyuges, serán gananciales.
  • Las ganancias obtenidas en el juego o en la lotería por uno de los cónyuges serán bienes gananciales.
  • Los bienes donados o dejados en testamento a los cónyuges conjuntamente y sin especial designación de partes en testamento o donados de forma conjunta a los cónyuges y sin especificar qué bien se dona o se testa para cada cónyuge se entenderán gananciales siempre que uno de los cónyuges no renuncie a ellos.
  • Bienes a plazos: los bienes comprados a plazos por uno de los cónyuges antes del matrimonio, pero pagados después en parte con dinero ganancial, son en parte gananciales y en parte privativos, según la cuantía pagada con dinero ganancial y con dinero privativo.
  • Por lo general, se presumen gananciales los bienes existentes en el matrimonio mientras no se pruebe que pertenecen privativamente a uno de los dos cónyuges. Los bienes gananciales más comunes son: viviendas adquiridas durante el matrimonio, vehículos, cuentas bancarias con dinero procedente de rentas del trabajo, depósitos bancarios y sus intereses, etc.
  • BIENES PRIVATIVOS

Los bienes privativos son aquellos que no entran en los bienes comunes gananciales de la pareja al ser propiedad exclusiva de uno de los cónyuges, por lo que estos bienes no serán liquidables. Son bienes privativos:

  • Los bienes y derechos que le pertenecieran al comenzar la sociedad de gananciales.
  • Las ropas y objetos de uso personal que no sean de extraordinario valor
  • Los instrumentos necesarios para el ejercicio de la profesión u oficio, salvo cuando éstos sean parte integrante o pertenencias de un establecimiento o explotación de carácter común.
  • Los que adquiera después por título gratuito mediante herencias o donaciones.
  • Los adquiridos a costa o en sustitución de bienes privativos.
  • Los adquiridos por derecho de retracto perteneciente a uno solo de los cónyuges.
  • Los bienes y derechos patrimoniales inherentes a la persona y los no transmisibles inter vivos.
  • El resarcimiento por daños inferidos a la persona de uno de los cónyuges o a sus bienes privativos.

En MARDOC, les ayudaremos a identificar estos bienes, así como a gestionar su valoración, separación y liquidación de todos los bienes que conforman la sociedad de gananciales.

Son utilizadas cookies propias y de terceros con fines estadísticos.

Si continúa navegando se considerará su aceptación de uso. Puede consultar aquí nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

ACEPTAR